Celiacos, Gluten free

Cargando...

jueves, 26 de agosto de 2010

SEGOVIA. CIUDAD MONUMENTAL

Hoy os voy a recomendar una escapada agradable y cercana a los que sois de Madrid y un viaje historico turistico a los que vengais de mas lejos.
Segovia es una ciudad agradecida desde el primer momento, su tamaño nos permite verla a pié paseando tranquilamente y sin prisas. La epoca mas adecuada para verla es en primavera y otoño, aunque en verano (julio y Agosto) no hace tanto calor como en Madrid hay que tomar precauciones con las horas centrales del dia.

Para llegar a Segovia hay varias opciones:
- En AVE desde Madrid: es una buena opcion, en apenas 20 minutos estas en Segovia. El billete cuesta aproximadamente 9 euros (depende de la hora, el dia  y de si lo sacas por internet o en taquilla). La estacion queda un poco lejos del centro, pero hay autobuses desde la misma que te dejan debajo del Acueducto.
- En tren de Cercanías desde Madrid: es otra opción, pero es la menos recomendable. El tren para en casi todos los pueblos y por eso casi tarde 2:30 h. Yo la descartaría a no ser que te guste mucho el tren.
- En coche desde Madrid: hay que cojer la A-6 y luego tienes dos opciones o la carretera nacional N-603 o la autopista de pago A-61. En aproximadamente 1:30 h estas en Segovia si no hay atascos a la salida de Madrid.
Para los que no son de Madrid o no parten de allí, la única opcion viable en tiempo es el coche.
Una vez en la ciudad, lo mejor es empezar por la Plaza del Azoguejo (es decir donde esta el Acueducto, la postal típica). Desde ahi parte la Calle de Cervantes y la Calle de Juan Bravo (continuacion una de la otra) que recorre gran parte del casco antiguo. Es una calle peatonal por la que los niños pueden andar sin peligro y que está llena de comercios tradicionales y de restaurantes de solera de toda la vida. En esta calle podemos destacar  la Iglesia de San Martin (Plaza Juan Bravo), un poco mas arriba nos encontramos con la Casa Los Picos y al final del recorrido la Plaza Mayor.

En una esquina de la Plaza Mayor encontramos la Caterdrál. Es de entrada obligada ya que aunque nos es de las que tienen fama como la de Burgos, Santiago o Leon, no las desmerece a ninguna de ellas.

A continuacion descendemos desde la Plaza Mayor por la calle del Marques del Arco y la calle Daoiz hasta el Alcazar. El Alcazar de Segovia es un castillo de los cuentos de princesas.Cuenta una leyenda urbana muy repetida por todos los guias turísticos que en el Alcazar de Segovia se inspiró Dysney para diseñar el castillo de su logotipo. Merece la pena pasear por su interior y ver como los mas pequeños se organizan sus películas entre las almenas y los cañones.

En cuanto a donde comer (sobre todo para los celiacos) Segovia es uno de los lugares ideales para los celiacos ya que su cocina es muy natural y no abusa de los aditivos y las harinas con gluten. Asi pues podemos comer en todos los sitios Cordero Asado al estilo Segoviano, Chuletas de Cordero Lechal a la brasa, Cochinillo Asado, Solomillo y Entrecot a la Brasa (eso si cuidado con las salsas). Ojo con los Judiones de la Granja, muy apetecibles pero el chorizo y morcilla con que se cocinan pueden tener gluten.

Tenemos que destacar el Restaurante El Narizotas pues tiene una gran variedad de alimentos específicos para celiacos en su carta, además se puede comer al aire libre en su terraza y por la noche es muy agradable (llevar un jersey en verano, esto es Segovia)

Entre los restaurantes mas recomendables por relacion calidad/precio se encuentran los siguientes:


El Narizotas:
Plaza Medina del Campo 2
Segovia
Segovia
España
40001
Teléfono: 921 462 679/81
Fax: 921 462 679
 http://www.narizotas.net/

Casa El Abuelo

Plaza de la Alhóndida, 9
40001 Segovia
921 462 753


Y para los mas sibaritas y tradicionales:

Casa Candido: http://www.mesondecandido.es/
Casa Duque: http://www.restauranteduque.es/esp/home.html
Casa Bernardino (tiene menu para niños): http://www.elbernardino.com/E_Principal.php

Si necesitais algun otro tipo de comida para preparar, en Segovia hay un Mercadona y varios herbolarios donde podreis encontrar Galletas, Pasta, Pan, etc.

jueves, 19 de agosto de 2010

VIAJE A VALENCIA

Hemos consegido organizar un viaje Valencia para un grupo de amigos entre los que habia 2 niños celiacos, el grupo estaba compuesto por 6 adultos (3 parejas) y 6 niños.


El hotel elegido fué el Hotel Hilton de Valencia de 5*, pensareis que el administrador de este blog es rico, pues no es así. Conseguimos a través de una reserva de internet un precio excelente de 98 €/día (iva incluido) la habitacion doble con cama supletoria y desayuno para una ocupacion total de cada habitacion de 2 adulto y 2 niños.



Como comprendereis el hotel es excelente, el trato muy amable, el buffet del desayuno esquisito y el trato con mi hijo celiaco y la otra niña celiaca inmejorable.


Para los celiacos es genial, te hacen lo que quieras como quieras en el momento que quieras para el desayuno, e incluso para llevartelo durante el día.


Las habitaciones son muy espaciosas y amplias y con todo tipo de comodidades. Tiene el tranvia cerca que te lleva a la playa en 20 minutos y tambien al centro.


La estancia en el hotel a sido muy agradable, eso si tenemos hay que controlar un poco a los niños en el hotel pues da un poco de corte que hagan mucho ruido.


En cuanto a la visita a la ciudad, nos centramos fundamentalmente en tres puntos muy aptos para niños entre 3 y 11 años, el L´Oceanografic, el Hemisferic, la Ciudad de las Artes y las Ciencias, el Puerto de la American Cup y la playa.


Para conseguir las entradas por separado para el L´Oceanografic, el Hemisferic y la Ciudad de las Artes y las Ciencias, se puede recurrir a la reserva por teléfono (poco recomendable, ya que al final tienes que realizar colas interminables para coger las entradas, aunque menos que si no las reservas y vas a la taquilla directamente) a la compra en el Corte Ingles, o a la compra en el Hotel (esta es la opcion que elegimos, pagamos en el hotel el dia anterior y las recogimos en la entrada sin colas). Si quieres obtener las entradas conjuntas solo puedes recurrir a las dos primeras opciones y a esperar cola.



El L`Oceanografic es muy entretenido para los niños, siendo muy recomendable acudir en primer lugar al espectaculo de los delfines, ya que segun trascurre la mañana es mas complicado.


El acuario de los tiburones (Oceano) está bien y entretenido para los niños, pero son mejores el de Barcelona y el Faunia de Madrid. Lo mismo ocurre con el resto de instalaciones, estan bien pero las de Barcelona y Madrid son superiores. En cuanto a la comida, es un drama comer algo, hay poco sitio, aglomeraciones y muy mala calidad y muy caro. En cuanto a la comida para celiacos, no existe posibilidad de comer nada.


El L´Hemisferic, no es apto para niños muy pequeños (mínimo 7-8 años), ya que se marean y se aburren.


En cuanto a la Ciudad de las Artes y Las Ciencias, merece la pena la visita para los adultos, y el Museo de las Ciencias sobre todo para los niños a partir de 7-8 años.


Los edificios de Calatrava son impresionantes (su coste tambien, con tal de pasar a la posteridad), sobre todo es muy recomendable realizar un paseo nocturno, ya que la iluminacion está muy cuidada y se ven imagenes impresionantes.



En cuanto a los accesos, son penosos, no hay indicaciones para los parking, no hay guardias, etc. Generalmente se llena el parking de la Ciudad de las Artes y las Ciencias y en cambio unos metros mas adelante el del L´Oceanografic estaba casi vacio.



Enfrente de las instalaciones esta el centro comercial de El Saler, donde hay una amplia oferta para comer (te dejan salir de las instalaciones con una pulsera, aunque se pierde mucho tiempo) economico (buffett), hamburgesas, pizzerias, etc y donde siempre puedes encontrar donde te hagan un filete o un pescado a la plancha para los celiacos.


Si los niños son pequeños es muy recomendable llevar el carrito, ya que se anda mucho y se acaba echo polvo.


Al dia siguiente nos dedicamos a ver el puerto de la Copa America, que decepción, esta integrado en una zona muy degradada, carente del glamour de las regatas, y por ejemplo nada que ver con el Puerto Olimpico de Barcelona. Enfrente estaba instalada una feria, donde al menos los niños pueden disfrutar.


Muy cerca se encuetra la playa de Las Arenas y la de La Malvarrosa, ambas muy amplias, cuidadas y con amplios paseos y varios restaurantes. Nosotros estuvimos en "La Rosa" (http://www.restaurantelarosa.es/), en Las Arenas, fueron muy atentos y nos prepararon una mesa para 12 personas a las 16:00 h, y además nos hicieron dos arroces (arroz a banda y paella valenciana), los ingredientes que usan son aptos para celiacos (colorante de harina de maiz), ademas tomamos unos entrantes, cerveza, vino y postres (aprox. 25 €/persona).


Al día siguiente visitamos el centro de la ciudad, echando en falta mas zonas peatonales, y destacando el Ayuntamiento, las Torres de Serranos, la Torre de Santa Catalina, La Catedral y El Miguelete y la Torres de Quart.


Por último, estuvimos en la playa de La Patacona, una playa excelente, con modernos restaurantes en la zona, destacando el Restaurante la Ferradura (http://www.laferradura.com/laferradura.html). Local muy preparado para ir con niños (tienen columpios en la terraza y esta a pie de playa). La comida es de gran calidad, el servicio muy atento y además dan muchas facilidades a los celiacos (el arroz es de confianza ya que lo cocinan con colorante apto para celiacos), en cuanto a precio aprx. 28 €/persona.

En fin , un viaje agradable para realizar con niños celiacos y con amigos.















lunes, 16 de agosto de 2010

FIN DE SEMANA EN SALOU

Los pasados días 9,10 y 11 de julio de 2010 hicimos una escapada de fin de semana a Salou. En dicha escapada optamos por elegir un hotel de la cadena Meliá que hasta entonces siempre nos había dado buen resultado, tanto en alojamiento como en el trato y en la alimentación para celiacos.

Antes de realizar el viaje sopesamos la posibilidad de realizarlo en AVE hasta Tarragona, pero los precios para una familia de 2 adultos+ 2 niños rondan los 350 euros y aunque el viaje es más incómodo optamos por el coche.

El hotel elegido fue el Sol Meliá Costa Dourada, llegamos sobre las 17:00 h e hicimos el check-in y nos trasladamos a la habitación. Primera Sorpresa: A un precio de 13 € el desayuno de adulto y 6,5€ el desayuno de niños se unió la no existencia de productos para celiacos ( en otras visitas a hoteles del grupo nunca hubo problemas), Segunda sorpresa: No habían colocado la cama supletoria para los niños por la que nos cobraban 8 € por niño y noche.

Como habíamos quedado, pasamos por recepción y les dijimos que nos íbamos y que como volveríamos tarde contábamos con que estarían montadas las camas supletorias.

Estuvimos de visita en casa de unos familiares y volvimos al hotel a las 00:30 h con los niños cansados y dormidos. Nuestra sorpresa fue cuando al entrar en la habitación seguimos sin tener cama para los niños.

Baje a recepción a reclamar y me dijeron que ya no había nadie disponible para poner la cama y que me trasladaban a otra habitación. Pedí las llaves de la habitación que me ofrecían y me fui a verla, encontrándome con la sorpresa de que tenía un olor nauseabundo a cloaca que impedía estar dentro de la habitación. Armado de paciencia volví a recepción (ya eran la 1:00 h de la madrugada) y les dije que la habitación que me ofrecían no era apta para ser habitada por el olor que tenia, ofreciéndome como solución un ambientador en spray. Obviamente los dije que ni de coña y que me dieran otra habitación, pero según la persona de recepción (que por cierto estaba sola con un vigilante y poco mas podía hacer) no había más habitaciones disponibles.

Como no me ofrecían solución alguna, tuve yo que proponerles que me hicieran el sofá cama de la habitación para que en el durmieran los dos niños (ya era la 1:30 h de la madrugada), el recepcionista se comprometió a hacer la cama para los niños y que subiría a la habitación enseguida.

A las 2:00 h de la madrugada volví a llamar a recepción ya que nadie subía a hacer el sofá cama, y el recepcionista me dijo que ya la había hecho, le dije que era imposible que estábamos en la habitación y que de allí no habíamos salido, descubriendo con pavor que el recepcionista había hecho la cama en otra habitación de otro piso. Por fin, a las 2:30 h de la madrugada mis hijos mal dormían en un sofá cama.

A la mañana siguiente me pase por recepción a pedir explicaciones y nadie me las dio, ni nadie se disculpó, ni me ofreció cambiarme de habitación y prácticamente ni me hicieron caso.

Lamento que el hotel Sol Meliá Costa Dourada manche el nombre de una cadena que hasta ahora y durante varios años había mantenido un nivel medio-alto en su atención y del que cuento con la tarjeta de fidelización. Desde luego, no volveré a este hotel de la cadena, pero daré un voto de confianza al resto de la cadena en mis siguientes viajes de manera provisional.

En cuanto a la playa de Salou, un desastre, una playa grande y preciosa estropeada por todos, en la que la gente coloca sus sombrillas casi dentro del agua y por tanto no puedes ver a los niños, no pueden jugar con la arena al lado del agua y desde luego ni pensar en meter los pies en el agua sin pisar a los que han instalado las sombrillas. Nosotros nos colocamos en tercera línea de sombrilla y eran las 10:30 h.

En cuanto a la comida para celiacos, casi imposible, para desayunar en muchos sitios no tienen ni Nesquik y desde luego ni soñar nada para celiacos. En cuanto a comida y cena, solo se puede contar con filetes a la plancha, pescado a la plancha y alguna tortilla a la francesa, pero desde luego olvídate del pan para celiacos, las patatas fritas en aceite limpio o solo para ellas, etc.

Salou es un sitio pensado para el turismo de masas, sin concesiones a las minorías alimentarias, y fundamentalmente volcado en el turismo extranjero de bajo poder adquisitivo.

Una lástima.

lunes, 9 de agosto de 2010

VIAJE A IBIZA 2010

Por fin he consegido visitar la isla del amor y el desenfreno, aunque un poco tarde.Por tanto me he dedicado a conocer la "otra" Ibiza. Han sido unos dias maravillosos, buen tiempo, calas maravillosas y tranquilas para el baño de los pequeños, chiringuitos en la playa (algo caros si se quiere tomar pescados de calidad), y unas increibles puestas de sol.



En cuanto a los celiacos, lo tienen dificil, en casi ningun restaurante hay comida especial para ellos, pero lo suplen con amabilidad y siguen tus indicaciones para prepararles una comidad adecuada fundamentalmente basada en carnes y pescados a la plancha, pollo asado o a la plancha, tortillas de patatas y francesas, ensaladas y patatas fritas.

En cuanto a los supermercados, pocas posibilidades, no hay ningun Mercadona, solo Eroskis y Sumun, aunque se puede ir al nuevo mercado municipal de Ibiza para comprar alimentos frescos. En el supermercado Es Cuco tienen pinchos morunos y salchichas artesanas sin gluten.

Lo recomendable es alquilar un apartamento o adosado y preparar la comida en ellos. Como restaurantes destacamos El Chimichurri (salchichas de 1 metro y carnes argentinas), Es Eufaves (increible chiringito de playa al lado del mar con lubina, lenguados y pescados del dia frescos ademas de hamburgesas,perritos y pollo asado para los niños) situado en Cala Tarida.

Los que busquen calas tranquilas de arena fina y poco oleaje elegir las situadas entre Ibiza y San Antonio. Los que prefieran las de aguas mas movidas elegir las de entre Santa Eulalia e Ibiza.


Aquellos que busquen marcha nocturna, sin duda Ibiza o San Antonio.No olvidar en Ibiza la caminata hasta la muralla para ver las vistas de la ciudad y el recorrido por el muelle viendo los superyates que nunca podremos comprar.

Es indispensable contar con un coche de alquiler

Las mejores puestas de sol en Cala Tarida y en San Antonio.

En cuanto al aeropuerto, un desastre, ningun vuelo sale a su hora, sobre todo en verano, con un retraso mínimo de 15 minutos hasta retrasos de 4 horas en vuelos nacionales.Asi que suerte.