Celiacos, Gluten free

Cargando...

jueves, 27 de enero de 2011

DIARIO DE VIAJE POR NUEVA ZELANDA. PARTE 4

Días 16 y 17 de Octubre 2010


16/10/2010
Reemprendemos el viaje hacia Te Anau. Atravesamos valles y dejamos atrás grandes  lagos esperando llegar al lugar estrella del viaje.  Tenemos planeado hacer un trekking de 4 días desde Te Anau hasta llegar al Fiordo de Mildford.

Nuestro contacto (Peter) se supone que nos proporciona el transporte (barco por el lago y coche) necesario para llevarnos al comienzo del sendero y para recogernos en el Fiordo al final del mismo.

También se supone que nos debe dar información sobre el estado del sendero y la meteorología prevista durante los días de trekking.

En Haast recibimos un e-mail suyo diciendo que había hablado con el vigilante de avalanchas del DOC (Department of Conservation) y que éste le había comentado que el sábado por la noche llovería fuerte, el lunes y el martes llovería algo y el miércoles haría buen tiempo; es decir, que era seguro hacer el trekking.

Al llegar a Te Anau vamos directamente al DOC a confirmar esta información y alquilar un Walkie-Talkie obligatorio para el trekking.

Nos llevamos una sorpresa cuando las chicas del DOC nos informan del “alto riesgo de avalanchas” y del estado real del sendero, sobre todo en el Makinon Pass.

El sendero original no está transitable y es necesario desviarse por uno auxiliar que también está enterrado en más de un metro de nieve y no se garantiza que podamos seguirlo claramente.

Debido a la nueva información sobre el estado de una ruta de 4 días andando, decidimos llamara a Peter y mandarle muy educadamente a “paseo”.

Se impone un cambio de planes.. y aunque el resto del día estamos un poco “de bajón”, reservamos una ruta en barco por el Fiordo de Mildford.

En el Camping de Te Anau nos damos un festín con vino de la tierra incluído y conocemos a unos viejecillos Yankies venidos en grupo (cada pareja de “viejales” tiene una motorhome para ellos) y que nos miran con recelo porque cenamos muy tarde.

17/10/2010
Nos levantamos temprano para desayunar y dirigirnos a Mildford Sound. El puerto desde donde salen los cruceros por el fiordo.

 
No es ninguna tontería de viaje. Son 120 km desde Te Anau y además tenemos que alquilar cadenas para la Hippie Camper en una estación de servicio (las noticias del tiempo hacen obligatorio el llevarlas).

Tardamos 2h en llegar pero, una vez allí,  mereció muchísimo la pena.

Fue una maravilla de crucero y la tripulación se portó estupendamente. Las vistas del Fiordo desde el barco son lo mejor del viaje y nos compensan del disgusto de no poder realizar el trekking. Además, como novedad, nadie se mareó.

A nuestro regreso y antes de cenar decidimos nuestra nueva etapa ya que, al no hacer el trekking, tenemos tres días más de los que esperábamos.

Decidimos desplazarnos aún más al sur de la isla y ver los Catlins (de los que hablaremos en breve).

Esta noche hace un frío que pela y nieva a menos de 400 m (nos acordamos del mentiroso de Peter).

Día 18 de Octubre 2010 (Te Anau-Pounawea)


18/10/2010
Al día siguiente las montañas están completamente nevadas a nuestro alrededor (¡menos mal que no hemos hecho el trekking!).

Nos dirigimos con destino a Gore y, más adelante entrar en los Catlins, pintoresca región de la costa sur.

El paisano de la gasolinera de Gore nos dice que los Catlins están abiertos y que “no se avecina allí ningún temporal”, que “el tiempo es el normal de allí”.

En el circuito por los Catlins hacemos varias paradas.

Visitamos los árboles fósiles de Curio Bay (Bahía de los Curiosos). Son fósiles del jurásico que se encuentran en la costa. Realmente interesante ya que no sólo se pueden ver desde un mirador en el acantilado, sinó que se puede bajar, verlos de cerca e incluso tocarlos.

Después nos dirigimos al faro de Waipapa Point de 1884. Situado en el la punta más al Sur de la Isla sur. El viento aquí es muy fuerte y frío y se detalla en una exposición del faro lo dura que era la vida del farero y su familia en este lugar.

También visitamos las Matai Falls (cascadas Matai) en el río McLean. Una maravilla el lugar y el camino por el que se llega.

Quisimos parar también en la Lost Gypsy Gallery. Una casa-autobús junto a la carretera en Papatowai con una exposición de autómatas hechos con objetos encontrados. Sin embargo, estaba cerrado hasta noviembre.

Terminamos el día en Pounawea. Una bonita localidad ribereña con muy pocos habitantes pero con un camping de pescadores bastante viejo pero muy acogedor (tiene una buena cocina-sala de estar con chimenea).

Damos un paseo para ver la desembocadura y el último meandro del Río Catlins y dedicamos la tarde-noche a descansar, leer y escribir este diario al lado de la chimenea. CONTINUARA......

3 comentarios:

mondraker dijo...

Me encanta este diario del viaje por nueva zelanda que estas haciendo, no solo por lo bonito que es, sino tambien pq con esto nos haces ver que ser celiaco no es impedimento para viajar a cualquier parte del mundo, incluso al otro lado del mundo.

MARISA o famalap dijo...

UFFF!!! llevaba tiempo pasando por el blog para leer la crónica viajera..y nada, que no empezaba y justo que he andado sin ordenador y muy desconectada, hoy me encuentro un excelente relato (bueno, mejor dicho, 4)..uauuuu!! qué viaje tan bonito y menuda aventura. Me ha encantado y me gustaría hacerlo tal cual, qué pasada!!!!

Bicoss
¿Fuisteis con los niños?

Merlin dijo...

Si, fuimos sin niños, ya que el recorrido previsto era muy exigente y son demasiados pequeños (7 y 10 años) para un viaje de este tipo, además fueron muchos dias. Este viaje es recomendable para parejas solas o con niños adolescentes o semi-adolescentes (12-14 años).